FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA

La fisioterapia pediátrica es la que se encarga de evaluar el desarrollo motor del niño y acompaña a la familia en el proceso atendiendo las necesidades de ambos

¿Cuándo debo acudir?

  • Problema de succión/agarre durante la alimentación.
  • Problemas digestivos: reflujo, cólico, gas, estreñimiento.
  • Patolgías respiratoria: mocos, otitis, bronquiolitis.
  • Si notamos que a nuestro bebé le molesta o se siente incómodo al poner la ropita.
  • Si es un bebé excesivamente irritable y/o no duerme bien.
  • Si está incómodo en determinadas posturas.
  • Si tiene una posición preferencial de la cabeza.
  • Si presenta deformidades craneales.
  • Si no alcanza los patrones motores esperados a su edad.
  • Si mete los pies hacía dentro o hace marcha en puntillas.
  • Problemas de equilibrio y coordinación.
  • Problemas en la motricidad gruesa y fina.
  • Problemas con la destreza manipulativa.
  • Se tropieza en exceso.
  • No encuentra postura porque se siente incómodo.
  • Falta de control corporal.
  • Falta de concentración en actividades más complejas.
  • Problemas de lectura ( siempre que sea por una falta de fluidez en los movimientos oculares o dificultad al traspasar la línea media).
  • Si al escribir adopta posturas raras.
  • Ante la presencia de pierna corta o escoliosis.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores frecuentes en el aparato locomotor.
  • Limitaciones en algunos movimientos articulares.
  • Esguinces de repetición.

CÓLICO DEL LACTANTE

La palabra “cólico” deriva del griego kolikós, del adjetivo kolon, que significa intestino grueso. El uso de este término implica que algo pasa en dicha estructura.

Se define como ataque doloroso, localizado en los intestinos caracterizado por violentos retortijones, ansiedad, sudores y vómitos.

Entendemos el cólico como mecanismo de defensa en el que se contrae bruscamente la musculatura lisa intestinal de aquellas zonas adyacentes en las que el peristaltismo falla: dando lugar a obstrucción, irritación y por ello dolor.

  • Síntomas: llanto inconsolable de inicio repentino, más frecuente durante la tarde-noche, puede durar desde unos minutos a varias horas. El bebe suele presentar un patrón extensor, puños cerrados y cara enrojecida, así como estreñimiento, reflujo, vómitos, sueño irregular e irritabilidad.
  • Objetivos: Conocer la conceptualización, rasgos y problemática diagnóstica del cólico del lactante. Implementar los principales procedimientos terapéuticos que desde la Fisioterapia y Osteopatía existen tanto para el tratamiento como para su prevención.